03 septiembre 2011

Protocolo: cómo vestir en un funeral



“La ropa demuestra el respeto al sitio donde vas, a las personas con las que tratas y al acto en sí. Es necesario conocer la etiqueta para ser una persona elegante y lo es aquella que usa apropiadamente la ropa según la ocasión y el lugar en que se encuentra”, afirma Pilar Sánchez Cano, directora y fundadora de la Escuela de Protocolo Empresarial.
Aunque actualmente en España el luto apenas se sigue, no es como en otros países como en Estados Unidos que acuden todos de negro u oscuro (incluyendo los menos allegados), tampoco es cuestión de acudir a un funeral de forma llamativa o con un modelito nada apropiado para la ocasión. Hacer esto demuestra poco respeto y una falta total de consideración.
Si no quieres ir de negro, al menos escoge un color oscuro, de corte clásico (olvídate de grandes escotes, o diseños llamativos), a ser posible de hombros cubiertos (sino acompáñalo de una chal o echarpe) y que no sea excesivamente corto. Desde luego el vestuario ideal es un traje sastre negro. Bastará con ir moderado y de oscuro, sin piezas de ropa de colores llamativos, con una vestimenta sobria y sin gran ostentación.
Las joyas, pocas, y nada llamativas, lo mismo que el maquillaje. Con luto las mujeres no pueden llevar ni piedras preciosas ni brillantes, sólo oro y perlas. Los zapatos de tacón medio, y mejor cerrados, o al menos lo más cerrados posibles. Si se llevan complementos, como guantes, bolso, etc. éstos deberán ser negros o bastante oscuros. Debes evitar  cualquier nota de color excesiva.
En algunos sitios, como en los pueblos pequeños, que son más tradicionales, aún se lleva mantilla negra, y los familiares femeninos del fallecido una especie de toquilla o manto de gasa.
En España el protocolo exige que todos los asistentes lleven corbata negra y un traje negro, gris marengo o azul marino y gabán negro o azul marino. Se trata de una media etiqueta por lo cual debe llevarse rigurosamente con camisa blanca. La etiqueta requiere ir de oscuro, no se admiten rojos, ni verdes, ni amarillos, ni estampados ni diseños.
En los funerales que no son de etiqueta, los civiles por lo general no llevan corbata negra, aunque sí se utilizaba hace 30 ó 40 años. Las mujeres deben ir de oscuro: preferentemente negro, también pueden llevar gris oscuro. Es recomendable tener un abrigo negro para asistir a un entierro, nunca ir con un austríaco beige.
Como dijo Mies Van Der Rohe, famoso arquitecto, “Menos es más”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada